30.5.10

Galletitas Nevadas de Chocolate y Café


Este fin de semana fue muy gris y lluvioso. Los días así me provocan cocinar y así tener algo rico y casero a la hora del té. Es un día para acurrucarse y mirar por la ventana como llueve, con un cobertor sobre las piernas y comiendo algo rico.
Cuando pienso en una receta, los ingredientes llegan a mí como en una lista de compras y así es como decido qué deseo cocinar, claro que en un día así, es casi imposible no pensar en chocolate.
Es obvio que adoro el chocolate, pero…creía que lo adoraba hasta que probé estas galletitas. Mi vida paso a ser antes y después de ellas, créanme! fue una experiencia casi paranormal. Todos saben que el chocolate causa una sensación de placer comparada con el amor debido a la liberación de endorfinas, bueno, esto es lo mismo pero potenciado diez veces! No crean que estoy exagerando, deben probarlas y después les ruego me cuenten cual fue su experiencia.


Sin mencionar el aroma delicioso que invade toda la casa y permanece durante horas, dando sensación de nido, no olviden que en esto de la cocina intervienen todos los sentidos.
Les doy un secreto, si quieren vender una casa y no están teniendo éxito, preparen estas galletitas a la hora de recibir a los posibles compradores, el aroma hará que queden prendados y no podrán resistirse a comprarla.



Saben a chocolate oscuro y un poco amargo, combinado con un toque sutil de café. La textura, por fuera es firme y un tanto crujiente, por dentro tiernas y espesas…Una receta para los amantes del chocolate y un deleite para la vista, no se las pueden perder. En un día de lluvia como el de hoy, con un cafecito mediante, son el acompañante ideal.


Galletitas Nevadas de Chocolate y Café

Harina 000 ½ taza
Cacao ¼ de taza (de la mejor calidad)
Café Instantáneo 4 cucharaditas
Polvo para hornear 1 cucharadita
Sal una pizca
Manteca 4 cucharadas(pomada)
Azúcar negra 2/3 de taza
Huevo grande 1 (a temp. ambiente)
Chocolate con leche 110g (derretido, frio y de la mejor calidad)
Leche 1 cucharada (a temp. ambiente)
Azúcar glass (o talco) suficiente para el revestimiento

En un tazón cernir la harina, el polvo de hornear y la sal. Reservar.
En otro tazón batir la manteca con el azúcar hasta formar una pasta lisa.
Incorporar el huevo y continuar batiendo hasta que la preparación vuelva a estar lisa, luego incorporar el chocolate derretido y a temperatura ambiente. Es el momento de agregar los ingredientes secos con espátula, intercalando con la leche. Debe quedar una mezcla pastosa que colocaremos entre dos papel film, la aplanaremos un poco y la llevaremos 45 minutos al freezer, para poder manipularla mejor. Luego de este tiempo retirar del freezer y hacer esferas de unos 4cm de diámetro y pasarlas dos veces por el azúcar glass, colocar sobre placa enmantecada o sobre silpat y llevar durante 12 a 14 minutos a horno medio,unos 180°. Enfriar sobre rejilla.

Tips

.Todos los ingredientes deben ser de primera calidad, sobre todo el chocolate y el cacao, de lo contrario darán mal sabor a la preparación.
.Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, si van a hacer la preparación por la tarde recuerden sacar de la heladera los huevos y la leche a medio día por lo menos.
.El azúcar debe ser la llamada glass o talco, se compra en las tiendas de repostería, de ser azúcar impalpable común desaparecerá al tomar contacto con la humedad de la masa.
.Un punto muy importante a la hora de hacer pastelería es preparar la famosa “Mise en Place” termino francés relacionado con la gastronomía, y que significa organizar todos los ingredientes y utensilios que formaran parte del armado de una preparación, con anticipación. Esto es fundamental y más aún cuando se trata de ingredientes con pesos o medidas como requiere la pastelería. Les facilitara la tarea.
.Duran hasta una semana en envase hermético.

15.5.10

Festejo con Merengue Italiano


El pasado viernes mi dulce Olivia cumplió 6 meses. El primer medio año de vida de un hijo es un momento muy especial. Ya se ríe a carcajadas, llora enérgicamente cuando quiere algo y comienza a probar su primeras comidas. Logros que parecen tan pequeños son inmensos para una nueva vida, y merece ser festejado. Es por eso que este post está dedicado a ella, que me inspira constantemente y con solo mirarla me hace feliz aunque no tenga un buen día .
Y no pude pensar en otra cosa que en un “merengue rosado”, un clásico merengue italiano. Tal como es ella, redondita, esponjosa y rosada. Y nada mejor que un cupcake con tope de merengue para representarla. De paso, usarlo como excusa para practicar y disipar dudas que puedan presentarse frente a la preparación de este clásico, el “Merengue Italiano”. Y también comenzar a diseñar de a poco el menú de la fiesta de cumpleaños del primer año de Olivia.


Hay muchos mitos y quejas respecto a él, “el merengue me hace agua” o “no me queda firme” son frases comunes a la hora de hablar de esta receta. Es una preparación súper dúctil y rápida, puede usarse en un lemon pie o en un cupcake como hice esta vez o para hacer merenguitos secos y guardarlos en frascos durante días. Sobre una mousse o cualquier tarta, queda bárbaro. Así que tomen bowl, batidor y adelante!







Merengue Italiano

Ingredientes

Claras 4
Azúcar 200g
Azúcar 50g
Agua 125cc o lo necesario como para humedecer el azúcar

Preparación

•En un bowl de acero colocar las claras con los 50g de azúcar y dejar reposar unos minutos.
•En una cacerola colocar los 200g de azúcar y cubrir con el agua, pero solo hasta humedecer, si les sobra agua no importa, descártenla. Llevar a hervor para preparar un almíbar a punto de bolita media a unos 120° esto se nota cuando las burbujas rompen lentamente y el almíbar tiene una consistencia espesa, o al sumergir un tenedor y levantarlo las últimas gotas que caen quedan suspendidas de las puntas del tenedor.
•Mientras tanto comenzar a batir las claras que habíamos dejado reposando a temperatura ambiente con los 50g de azúcar. Batir hasta que estén a punto de nieve firme, mientras el almíbar llega a su punto.
•Cuando el almíbar esté agregarlo lentamente en forma de hilo, por uno de los costados del bowl para asegurarnos que llegará hasta el fondo de la preparación, una vez terminado de agregar el almíbar batir hasta enfriar.

Tips

•Todos los utensilios deben estar extremadamente limpios, sin rastros de grasitud de ningún tipo, por esto es que se recomienda un bowl de acero para tener la certeza de la higiene del mismo.
•Se calcula el doble de azúcar que de claras, siempre conviene medir el azúcar y las claras en tazas de medir o pesarlas.
•El color rosado es colorante vegetal liquido o en pasta, yo se lo agrego al almíbar para que se disuelva bien.
•Batir por demás es tan malo como dejar de batir antes de tiempo, recién cuando la preparación este tibia, casi fría será el momento de dejar de batir.
•Se recomienda usar un recipiente de boca ancha para preparar el almíbar (eje. sartén)de este modo el agua evaporará más rápido.


Merenguitos secos

Preparación

•Colocar el Merengue Italiano en una manga con pico (el que más les guste).
•Hacer copetes en una placa enmantecada o sil pat, separados por 3cm entre sí.
•Llevar a horno mínimo 150°,por periodo de dos horas más o menos. Si no pueden regular el horno a esta temperatura dejen la puerta entreabierta.
•Cuando los merenguitos estén secos y firmes por fuera estarán listos.
•Dejar enfriar sobre rejilla y guardar en frasco de vidrio bien cerrado.


11.5.10

Fideos a la Albahaca con Puerros


El comienzo de semana es siempre un poco agitado, y al llegar la noche es difícil tener ganas de preparar un plato complejo. Muchas veces me dicen que no tienen tantos ingredientes o que no tienen tiempo. Bueno, he aquí una sana receta , rica, rápida y con muy pocos ingredientes.Un tanto rustica,siempre me gustaron las preparaciones rusticas y con los colores de la tierra. Con esta receta queda descartado llamar al delivery.




Pongan una olla al fuego con abundante agua, una cucharada de sal gruesa y unas gotas de aceite, hasta que rompa hervor.
Mientras tanto, corten una cebolla chica en fina brounoise (dados de 2 mm por lado más o menos), tomen el puerro o “ajo porro” y córtenlo en rodajas de 1cm de espesor, la idea es que se vea en la preparación y que no se deshaga con la cocción. En una sartén coloquen un medallón de aceite de oliva y una nuez de manteca, pongan las cebollas a transparentar a fuego medio, cuando las cebollas estén casi en su punto agreguen el puerro y dejen que sude y se ablande, sin que se queme. Agreguen unas gotas de salsa de soja y reserven.
Cuando el agua rompa hervor pongan los fideos en la olla y dejen cocinar hasta que estén “al dente”, no los pasen de cocción porque terminaran de cocinarlos en la sartén.
Cuando los fideos estén en su punto cuélenlos y pásenlos a la sartén con algunas cucharadas del agua de cocción y mézclenlos suavemente con el puerro y la cebolla, agreguen sal, pimienta y unas cucharadas de crema de leche, cocinen unos segundos y estará listo para servir. Un vez en el plato, rocíenlos con algunas gotas de crema fresca y espolvoreen con sésamo integral tostado, el sésamo debe tostarse en una sartén limpia sin ninguna materia grasa, esto despierta los aceites esenciales que tiene en su interior y así se aprovechan mejor todas sus bondades.
Los fideos se compran en la dietética, son fideos secos saborizados con albahaca, también se consiguen en algunos supermercados.
Espero que les resulte fácil y los saque de algún apuro. Recuerden tener siempre puerros y cebollas en la despensa y cuéntenme que tal les fue.

4.5.10

Galletitas de Manteca con Sabor a Limón


Siempre que pienso en galletitas vienen a mi memoria las tardes de sol, en las que mi abuelo me llevaba de la mano a comprar galletitas a la “galletitería”. Sí, ese era el nombre del negocio donde se vendían galletitas y caramelos sueltos, ya no hay, claro. Las "galles" venían en cajas de lata con una ventana redonda de vidrio en el frente y uno podía elegir las que quisiera con solo mirar, y no van a creer que fue hace mucho tiempo, yo diría unos 15 años… bueno es bastante, pero no tanto…creo. Será por eso que adoro preparar galletitas y que se impregne la casa de ese aroma tan rico, a caserito, a mimos de los abuelos.
Las de hoy son unas galletitas básicas de manteca, nada complicado. Pueden probar distintos puntos de cocción, mas blanquitas son mas tiernas, mas tostadas resultan más crocantes y secas. Estas la voy a hacer de limón, pero pueden darles el sabor que quieran, eso sí, guárdenlas rápido en un frasco de vidrio bien cerrado para que duren unos días.
Y a ustedes, que recuerdos les trae el aroma a galletitas?




Receta: Galletitas de manteca con sabor a limón

Manteca pomada 150g
Azúcar Impalpable 150g
Almidón de maíz 70g
Harina 0000 Leudante 250g
Ralladura de 1 limón
Jugo de ½ limón
Leche 150cc


En un bowl mezclen el azúcar con la manteca pomada, preferentemente con batidora eléctrica, hasta disolver el azucar. Agreguen la ralladura y el jugo de limón, y mezclen.
En otro recipiente disuelvan el almidón de maíz con una parte de la leche tibia, mézclenlo bien hasta que no tenga grumos y agréguenlo a la preparación anterior.
Por último y con espátula de silicona, incorporen la harina de a poco alternando con el resto de la leche, integrando con cuidado todos los ingredientes. Tiene que quedar una preparación lisa y cremosa.

Con la preparación terminada, llenen una manga de repostería con pico rizado, hoy se venden mangas descartables en los comercios de este rubro. En una placa para horno enmantecada hagan copos de unos 4cm. de diámetro, separados entre sí por unos 3cm., ya que las galletitas crecen con la cocción. Cocínenlas en horno a 180, durante unos 15 a 18 minutos. Cuanto más doradas estén, más tiernas, crocantes o duras resultaran. Déjenlas enfriar sobre una rejilla de ventilación antes de guardarlas.

Para armar los alfajorcitos pueden usar un merengue firme o una crema de manteca (Butter Cream) con sabor a limón, prometo pasar la receta de la Butter Cream en breve.

1.5.10

Autumn Leaves



Fue casi imposible resistir la tentacion de preparar esta ensalada de ciruelas, manzanas, peras, tomate y lechuga morada. Era casi la hora de la cena y al pasar por la verdulería las vi. Ahi estaban, frescas y turgentes, y tenia que incluirlas en el menu de alguna manera, no podía esperar hasta la hora del postre. Estaban tan tentadoras. La ensalada ideal, con vinagre, oliva, sal y un toque de pimienta. Perfecto para acompañar carne de Cerdo o simplemente con unos huevos duros para una cena ligera.