20.5.14

Al Mal Tiempo...Flores Escarchadas








Ni un minuto de tiempo y corriendo sin parar, mucho trabajo, muchas colaboraciones con personas súper creativas, eso me llena de felicidad...pero los extraño y no quiero dejar pasar ni un día más sin subir algo para ustedes. Esta nota la hice para revista Entrecasa del mes de Octubre de 2013, y como quien dice "al mal tiempo buena cara"...nada mejor que flores para contrarrestar días lluviosos! Que la disfruten!
No me olvidé de ustedes, estoy trabajando para estar un poquito más cerca…hasta pronto.
Vir



El arte de cristalizar flores con azúcar, es tan delicado como llamativo. Este proceso logra preservar las flores hasta por un año, sin perder su brillo y vibrantes colores.
Las flores se trabajan una a una, y el proceso requiere de bastante paciencia y dedicación, pero con solo un poco de práctica se logran resultados encantadores.
Las mejores especies para esta técnica son las violas, las violetas, algunas variedades de margaritas, y también se puede aplicar en frutas como en este caso arándanos y cascaritas de limón.
Aunque no se recomienda comer estas flores, ya que en el proceso de cristalización se utilizan claras de huevo crudas, se aconseja utilizar flores cultivadas de forma orgánica. ¡Por eso, tal vez sea el momento de comenzar a cultivar tus propias violas o violetas!



Para cristalizar flores se necesita:
(es aconsejable trabajar en días secos o en un ambiente con aire acondicionado)

Flores a elección
250g de azúcar extrafino
1 clara de huevo
Algunas gotas de agua
Pinceles finos
1 Papel encerado sobre una bandeja para horno

Colocar el azúcar en un bol. Reservar.
En otro bol batir ligeramente la clara y agregarle algunas gotas de agua, para aligerar.
Cortar los tallos de las flores casi al ras.
Ubicar las flores sobre las yemas de los dedos humedecer el pincel con la clara y pintar con mucho cuidado toda la flor, procurando llegar a todos los rincones entre pétalos y por debajo de ellos.
Secar el pincel y pasarlo nuevamente por los pétalos para retirar el excedente de clara.
En este momento colocar la flor boca abajo sobre el azúcar, procurando que se adhiera bien a la flor. Levantar suavemente con la ayuda de un tenedor, darle algunos golpecitos al mango para que caiga el excedente, dar vuelta la flor y espolvorear con más azúcar en forma de lluvia.
Dejar reposar boca arriba sobre el papel encerado, toda una noche o hasta que estén secas y crujientes.
Es muy importante cubrir bien con clara cada rincón de la flor, para que se adhiera bien el azúcar, de esta forma se conservaran mejor.
Proceder de la misma forma con los arándanos y las cascaritas de limón.

-->

 Budincitos de limón y amapola


125g de manteca pomada
200g de azúcar impalpable
1 cucharadita de extracto de vainilla
La ralladura de 1 limón
2 cucharadas de semillas de amapola
3 huevos
230g de harina 0000
1 cucharadita de polvo de hornear
50cc de leche tibia
Azúcar impalpable
Cascaritas de limón escarchadas

Precalentar el horno a 180*.
En un bol mediano batir la manteca con el azúcar lograr una crema pálida.
Perfumar con el extracto de vainilla, la ralladura de limón y agregar las semillas de amapola.
Incorporar dos de los huevos, mezclar e incorporar la mitad de la harina tamizada con el polvo de hornear.
Por último incorporar el huevo restante, el resto de harina, y la leche.
Mezclar bien. Debe resultar una crema lisa.
Colocar en moldes de budín pequeños, enmantecados y enharinados.
Llevar al horno hasta que se vean levemente dorados y que al introducir un palillo en el centro este salga seco.
Espolvorear con azúcar impalpable y decorar con una cascarita de limón escarchada.


Sablés diamante

100g de azúcar impalpable
170g de manteca pomada
250g de harina 0000
1 cucharadita de extracto de vainilla
Huevo para pintar
Azúcar para rebozar

Azúcar impalpable
Gotas de limón
Margaritas escarchadas


En un  bol mediano, batir la manteca con el azúcar hasta suavizar.
Incorporar el extracto de vainilla.
Agregar la harina tamizada, con la ayuda de una espátula y sin amasar.
Hacer un rollo con la masa resultante, envolver en papel film y llevar a heladera durante 1 hora.
Retirar, pintar con el huevo batido y pasar por azúcar.
Cortar medallones de 2cm, colocar sobre placa enmantecada y llevar al horno hasta que los bordes se vean ligeramente dorados. Unos 15 minutos aproximadamente.
Retirar y dejar enfriar sobre rejilla.
Una vez frías, hacer una crema con azúcar impalpable y algunas gotas de limón, colocar una cucharadita sobre la galletita dejar orear y decorar con una margarita escarchada.


Muffins de Arándanos

250grs de harina
3 cucharaditas de polvo de hornear
1 pizca de sal
100g de azúcar
240g de leche
1 taza de arándanos
1 huevo
90g de manteca derretida
½ cucharadita de extracto de vainilla natural
Mermelada de arándanos
Arándanos frescos
Crema batida con azúcar
Arándanos escarchados

Precalentar el horno a 180*. Enmantecar y enharinar un molde para muffins.
En un bol mediano, tamizar la harina con el polvo de hornear, la sal y por ultimo agregar el azúcar.
En otro bol, mezclar el huevo apenas batido y a temperatura ambiente, la leche tibia, la manteca derretida y el extracto de vainilla.
Integrar los ingredientes secos a los húmedos rápidamente con ayuda de un tenedor, sin batir demasiado, no importa si quedan grumos.
Colocar los arándanos frescos en el fondo de los moldes, y cubrir con la masa hasta ¾ partes de su totalidad.
Llevar al horno hasta que se vean dorados y firmes.
Retirar y dejar enfriar.
Una vez fríos, ahuecar la parte superior con una cuchara y rellenar con una cucharada de mermelada de arándanos. Cubrir con un copete de crema y terminar con un arándano escarchado.

Pastel esponjoso de vainilla

210g de harina 0000
2 cucharaditas de polvo de hornear
½ cucharadita de sal
180g de manteca pomada
200g de azúcar
2 huevos grandes y 2 yemas
1 cucharadita de extracto de vainilla mas las semillas de ½ vaina de vainilla
125ml de leche a temperatura ambiente
Crema batida con azúcar
Almíbar
Arándanos y flores escarchadas

Precalentar el horno a 180*. Enmantecar y enharinar dos moldes de 21cm de diámetro.
En un bol mediano tamizar los ingredientes secos y reservar.
En otro bol, batir la manteca con el azúcar hasta obtener una crema pálida.
Incorporar los huevos y las yemas de a uno por vez, perfumar con la vainilla y las semillas.
Por últimos incorporar los secos en tres adiciones, intercalando con la leche, comenzando y terminando con los secos.
Colocar en los moldes, y llevar al horno hasta que se vean dorados y que al introducir un palillo en el centro éste salga seco.
Retirar y dejar enfriar sobre rejilla.
Una vez fría, intercalar capas de torta humedecidas con almíbar, arándanos y crema batida con azúcar.
Terminar con una capa abundante de crema y decorar con arándanos y flores escarchadas.