21.4.10

Torta Inglesa o Pastel de Navidad

Hoy voy a darles la receta de mi torta inglesa o pastel de navidad. Sí, estamos en abril muy lejos de Navidad, pero es un día frio, gris y húmedo. Nada mejor para preparar este pastel que esas condiciones, no la humedad claro, pero si lo de frio y gris. En nuestro hemisferio la navidad llega cargada de calor y no podemos disfrutar de las comidas típicas europeas que nos heredaron nuestros abuelos o padres.
Y consumirlas en otra época del año es una buena idea para poder degustarlas sin sufrir un golpe de calor.
Pariente lejana de la Torta Galesa, pero no tanto, ya que tienen algunas pocas diferencias y unos cuantos toques que le fui agregando con el correr del tiempo. No esperen una receta light, esta torta puede despertar a un muerto y dura casi cuatro semanas.
Es húmeda, frutal y licorosa. Tiene el sabor de las navidades pasadas, gustos que disfrutaron nuestros ancestros, es como un viaje en el tiempo. El cardamomo, la canela y el jengibre… son sabores del pasado que explotan en el paladar y disparan la memoria.
Único requisito antes de probarla, olerla profundamente con los ojos cerrados y después simplemente…volar.



En un bowl coloco, una taza de pasas sultanas, una de pasa rubias, una de ciruelas presidente troceadas, una taza de azúcar negra y una de mermelada de quinotos o de naranjas amargas troceadas (siempre tengo algunos frascos de mermelada de quinotos casera, lo uso para muchas cosas, como por ejemplo agregarle un par de cucharadas a un simple bizcochuelo y así convertirlo en una delicia). El jugo y la ralladura de una naranja con su pulpa, una taza de licor de cafe (el que tengan). Lo mezclo, lo tapo con un film y lo dejo reposar una noche en la heladera, esto hace que las frutas liberen sus sabores y todo se funda. Al otro día y después de dejarlo a temperatura ambiente un rato, le agrego una cucharada sopera de cacao en polvo de buenísima calidad, una cucharada sopera de un mix de especias (canela, cardamomo, jengibre, clavo, comino, nuez moscada, etc...).Un pan de manteca de 200g, y espero que a nadie se le ocurra preguntar si pueden reemplazarlo por algo más ligero o por menos cantidad, porque la repuesta es No! Sería como ponerle soda al mejor de los vinos. Media taza de miel, de pura miel de abejas, esto le va a aportar aparte del dulzor, todos los aromas y el perfume de las flores con que fue elaborada, y cuanto mejor sea la miel mejor sabor dará. Lo revuelvo ligeramente y lo llevo en una olla a fuego medio hasta que rompa en un suave hervor parejo durante algunos minutos, lo retiro y lo dejo entibiar.

Una vez tibio, agrego cuatro huevos ligeramente batidos y luego los ingredientes secos. Siempre usando la misma taza para las medidas, incorporo dos tazas y media de harina, tres cuartos de taza de harina de almendras( almendras peladas, secadas en horno suave y luego procesadas bien finas), una cucharada sopera copuda de polvo de hornear y una punta de cuchara de sal. Mezclo rápidamente y listo. Lo coloco en un molde alto de unos 20cm de diámetro forrado con papel manteca y lo llevo a horno bajo, a unos 150 grados, aproximadamente durante dos horas o dos horas y media. Dejen enfriar bien antes de desmoldarlo y listo…prepárense para degustar el más puro sabor a Navidad encerrado en un pastel!




bs

5.4.10

Mosaic Monday: The last spring in my garden




Este es mi primer Mosaico de Lunes y se lo dedico a Mary, una fotógrafa increíble!
This is my first Mosaic Monday and is dedicate to Mary!