20.9.10

Agüita de Fresas...es Tiempo de Primavera!

CIMG4461

La Primavera es el momento ideal del año, cada nueva temporada creo que es mi preferida pero cuando llega la Primavera sé que “éste es mi momento en el año”. Es la medida justa, justa su temperatura, justa su luz, amo escribir en mañanas claras y límpidas de primavera, donde todo tiene ese color vainilla tan especial.

CIMG4405

Desde muy chiquita mi Mama siempre me regalo flores el día de la primavera y si no conseguía flores me traía alcauciles envueltos en hermosos ramos como si fueran flores.

CIMG4418

En esta época la naturaleza brota, las plantas crecen y las flores se abren para perfumarlo todo y vivir su corta pero maravillosa vida. Las frutas y los vegetales son generosos, coloridos y turgentes, no hay como cocinar en primavera. Compartir almuerzos de domingo al aire libre con gente querida, poner manteles coloridos y los chicos corriendo alrededor… Ah...y los amores de primavera, quien no se enamoro alguna vez en primavera?!...Oli nació en primavera, y la primavera tambien es el tiempo de las fresas! Que mejor inspiración que cocinar con fresas, desde un sofisticado Napoleón hasta una simple y refrescante Agüita de Fresas, con ellas cualquier preparación se luce.

CIMG4466

Y como casi siempre lo más simple es lo mejor, nada mejor que esta tan simple pero deliciosa Agüita de Fresas para recibir a la Primavera.
Que esta nueva temporada los llene de felicidad!

CIMG4447

18.9.10

Helado de Vainilla sin Maquina Dedicado a Alma Singer


El jueves pasado empezó un poco raro, muy monótono para mi gusto, pero era un día soleado y eso siempre es un buen augurio.
Tome mi cafecito sagrado de la mañana, mientras Oli comía unas "Okebon" leche al mejor estilo chupetín, súper concentrada. A diferencia de otros días, mi primera tarea listada era ordenar el escritorio en el que parecía había caído una bomba atómica y ya nada se diferenciaba de nada, pero antes no pude resistirme y encendí la compu, un gran error si lo que en realidad necesitaba era ordenar. Fue entonces, cuando se produjo el mágico milagro y en mi casilla del Outlook encontré un mail de Vero Mariani, me anunciaba muy contenta que había publicado el post sobre Divino Macaron! En ese momento el día cambio de placido celeste pastel a multicolor total y con estrellitas en una fracción de segundos, esa es la sensación más clara que les puedo transmitir. Inmediatamente abrí el blog de Vero, Alma Singer, sencillamente no pude creer lo que veía, quede sin palabras, una nota extensa y muy detallada de Divino Macaron. Me puse muy feliz. En realidad, al conocer a Vero no podes esperar menos, ella es una periodista excelente, comprometida y apasionada. Recuerdo que un día navegando por distintos blogs, llegue a Alma Singer y después de sentarme cómoda y leer un rato largo, no puede evitar dejarle un comentario halagador, Vero respondió casi inmediatamente con un mail súper amable y buena onda, como hacía rato que no recibía. Y así empecé a conocerla, ella es una inspiración para cualquiera, tiene la fuerza de un tornado, es generosa y su personalidad es chispeante y fresca. Sepan todos que esta señorita dará que hablar y recuerden su nombre, porque en adelante y estoy segura, será parte importante de la escena local. Es la creadora del maravilloso blog Alma Singer, en su espacio se puede leer de todo, y si de algo hay que enterarse seguro lo encontraran ahí, buena música, buenas recomendaciones y la mejor info de las actividades artísticas y sociales de nuestro hermoso Buenos Aires.
No podía dejar pasa un día más sin agradecerle por la nota y por toda la buena onda, esto es lo mágico de la web, se conoce gente maravillosa y pasan cosas buenas.
Gracias también a Buenos Aires Foodies por la amable mención y por sumar a Divino Macaron a su "Sites we Like" . No dejen de visitar estos dos sitios, seguramente los disfrutarán mucho.
Gracias a todos los que han dejado comentarios a raíz de esta nota.


Nada mejor para un viernes que una peli recomendada por Vero Mariani, comiendo un rico helado casero cortesía de Divino Macaron. Este es mi homenaje a Alma Singer.

Ustedes creían que no podían hacer helado sin una maquina, pues permítanme decirles felizmente que esto no es así. Sí se puede hacer helado en casa sin una maquina!
El problema de los helados caseros es la cristalización del agua dentro de la preparación, esto da una textura desagradable al paladar, ya que uno espera encontrarse con un producto cremoso y suave en boca, y los cristales de hielo resultan duros, muy fríos e insípidos. Pero como para todo en la vida hay una solución, para este pequeño problema también. Si partimos de una crema inglesa densa, como cualquier buen helado, hecha a partir de buenas yemas de huevos de campo y la complementamos con una excelente crema doble, les aseguro que lo único que faltara será dedicarnos a destruir la cristalización, tarea divertida por cierto. Una vez obtenida la preparación del helado y enfriada rápidamente en un baño de maria inverso, la dejaremos reposar en la heladera durante toda una noche en una bol de acero. Al día siguiente, en el momento en que puedan y tengan tiempo, subirán el helado aun liquido al freezer y cada media hora lo sacarán y batirán enérgicamente con batidor de alambre durante algunos segundos, rompiendo todos los cristales de hielo (permitido descargar frustraciones). Luego de repetir esta secuencia durante tres horas aproximadamente, llegará el momento en que se den cuenta que el helado está listo, se verá parejo y cremoso sin bordes duros, ese es el punto en que pueden pasarlo a una budinera de aluminio para dejarlo terminar de enfriar y ganar cuerpo, en la budinera será más fácil de servir.


Recuerden que partimos de una receta básica de helado de vainilla, del siempre divino David Lebovitz a quien venero, con algunas modificaciones que me permiti hacer. A esta receta pueden agregarle frutos secos tostados y caramelizados o chocolate picado para darle un toque personal.
Gracias por leer.



Helado de Vainilla sin Maquina.

250 ml de Leche Entera
100g de Azúcar
Una pizca de Sal de Mar
1 vaina de Vainilla
380g de Crema de Leche Doble
6 Yemas de Huevo


.Calentar la leche con el azúcar y la sal en una olla de doble fondo. Agregarle las semillas de la vaina de vainilla y la vaina, dejarlo reposando durante una hora.
.Colocar la crema en un bol de acero, sobre un baño de maria inverso.
.Llevar la leche que dejaron reposando con la vainilla a fuego nuevamente hasta que tome temperatura.
.En otro recipiente batir las yemas ligeramente y agregarle parte de la leche caliente para igualar temperaturas, sin dejar de revolver con espátula (a mi me resulta más fácil con batidor de alambre).
.Incorporar las yemas al resto de la leche que tenemos a fuego bajo revolviendo y sin dejar que hierba, la temperatura ideal de la crema inglesa es de no más de 85 grados, pasada esta temperatura la crema parecerá cortada y con grumos. También pueden cotejar el punto con una cuchara de madera, si al pasar el dedo sobre esta se marca un surco (napar la cuchara) este será el punto justo para retirarla del fuego.
.Incorporar esta preparación a la crema colándola previamente, para evitar cualquier grumo y para retirar la vaina de vainilla.
.Revolver constantemente, siempre sobre el baño de maria inverso, hasta enfriar completamente.
.Llevar a heladera durante una noche.

Luego de este período proceder como les comenté en el primer párrafo.

Besos a todos y buen fin de semana!

4.9.10

Tarteletas de Frutillas


Como todos saben septiembre es el mes de la primavera, lástima que en buenos aires no se note, hace una semana que estamos pasados por agua y muertos de frio. Por suerte lo último que hice antes que empezara a llover sin parar, fue hacer estas tomas con las que estoy verdaderamente contenta. Estas fotos me ayudaron a pasar la semana con un poco más de alegría, los días grises me quitan las fuerzas, para mí no hay nada como el brillo del sol, las mañanas tibias de la primavera y las nochecitas cálidas para sentarse afuera y charlar hasta tarde con amigos y gente querida, compartiendo algo rico de comer y tomar.


Cuando llega la primavera y los días se hacen más largos, obviamente rinden más, y todo toma otro color.
Nací en pleno enero, y como siempre digo, soy un bicho de verano, me mueve el calor y los rayos del sol, eso me da una energía increíble.



Por todo esto es que no veo la hora que termine este frio horrible y la humedad, ojalá que con estas fotos renueven sus ganas de recibir a la primavera que en pocos días estará, con suerte, entre nosotros.


Con la Primavera también llega la temporada de frutillas! son mi perdición, las preparo de mil maneras distintas, en jalea, tartas, helados, ensaladas o solitas con un poquito de azúcar, unas gotas de limón y nada más! Las guardo en conservas, en almíbar y mermeladas para cuando no hay.


Hoy la receta es una simple excusa para mostrarles estas hermosas frutillas que estaban en su punto justo, súper dulces y desbordantes de vitamina C. En estas tartaletas las use casi al natural para que se luzcan, tan monas que estaban. Una masa sablée, un poco de crema, mermelada de frutos rojos, las frutillas y listo.
Por ahora Oli solo puede jugar con ellas, nada de frutillas hasta el año!


Justo cuando estaba terminando este post salió el sol, como si se hubieran escuchado mis ruegos, y tardé en publicarlo porque toda la flia. incluyendo al Sr. Athos salimos desesperados a tomar un poquito de aire fresco y sol.
Ya de vuelta en casa y con el clima recompuesto, les regalo estas fotos y esta receta para que lo disfruten, después de una larga semana de lluvia.


Gracias por leer. Gracias a los que siguen el blog. Gracias por todos los mails!



Masa Sablée
200g de Harina
80g de Azúcar
1 pizca de Sal
100g de Manteca
1 Yema
1 cucharadita de Extracto Natural de Vainilla
2 cucharadas de Agua helada

.En un recipiente mezclen la harina con el azúcar y la sal.
.Incorpórenle la manteca, cortada y desmenuzada rápidamente con cuchillo y tenedor, pueden hacer este paso en un procesador para arenar la mezcla y de este modo no tomará temperatura la manteca.
.Agreguen el agua de a poco y amasen rápidamente hasta lograr un bollo.
.Aplasten la masa para lograr un disco y llévenla a heladera cubierta con papel film.
.Después de 15 minutos estiren la masa con palote sobre una mesada enharinada y forren con ella los moldes para tartaletas. Vuelvan a llevar a frio durante unos minutos.
.Llenen las tartaletas con porotos secos y llévenlas a horno medio durante 20 minutos. Estos porotos pueden volver a usarlos, sirven para que la masa mantenga su forma durante la cocción.

Frutillas

250g de Frutillas
4 cucharadas de Azúcar de Vainilla
Unas gotas de Limón

.Laven y corten las frutillas en cuartos retirándole los cabos y sus hojas.
.En un recipiente mezclen las frutillas con el azúcar y el limón. Dejen macerar unos minutos.

Crema
200g de crema de Leche
4 cucharadas de Azúcar

.Batir la crema con el azúcar hasta lograr su punto y listo.


Armado
.Una vez que las tarteletas estén a temperatura ambiente, cubran la base con una mermelada de frutos rojos o la que tengan, una cucharada de crema y por último las frutillas.


Tips
.Para el azúcar de vainilla, solo tienen que dejar una chaucha de vainilla en un recipiente cerrado con azúcar, al cabo de algunos días tendrán la mas deliciosa azúcar con sabor a vainilla para usar en cualquier preparación o solo para servir con el café.