Para mi las frutillas son el mayor referente de la primavera, le sumo las fresias y ya estoy en un viaje primaveral sin retorno! 
Por eso hacer mermelada de frutillas es como la mejor bienvenida a esta estación tan esperada por todos! 
Si nunca hiciste, te cuento que el aroma al momento de la cocción es delicioso y perfuma cada rincón de la casa, es una experiencia única para crear recuerdos en tu memoria olfativa y la de toda tu familia. 
Si bien las mejores frutillas para dulce son las de final de temporada, maduras y casi pasaditas, son perfectas en todo momento, porque es una fruta noble que toma buen punto gracias a todas las mini semillas que la recubren y aportan la pectina necesaria para lograrlo.
Además, quien no ama tener frascos con ricas conservas y dulces guardados! 
Linda semana para todos! 
Virginia 







Mermelada de frutillas 

1kg de frutillas 
600g de azúcar ( yo uso orgánica no mascabo ni blanca)
1 limon exprimido 

Lavar y retirar los cabos de las frutillas, luego cortarlas en cuartos.
En olla amplia con fondo grueso o doble fondo, colocar las frutillas con el azúcar y el jugo de limón.
Dejar reposar durante 30 minutos. 
Llevar a fuego fuerte, controlado, durante 10 minutos. Luego bajar a mínimo y cocinar hasta lograr el punto deseado. Este proceso puede llevar más de una hora. 
Una vez logrado el punto y mientras permanece caliente, colocar en frascos previamente esterilizados. Llenar hasta el cuello, cerrar bien y pasteurizar hirviendo los frascos en abundante agua durante 30 minutos. 
Guardar en lugar fresco, las conservas de dulce tienen vencimiento prolongado, siempre y cuando se sigan los pasos de esterilización y pasteurización adecuados.