¿Pueden creer que ya estamos en primavera?!!! este año tan extraño y diferente a todos está pasando volando, no puedo creer que ya es septiembre! 

Todos saben que soy fan del verano, pero la primavera es esa temporada de transición en la que empezamos de a poco a disfrutar del aire libre, de almorzar y desayunar en el patio (jardín, terraza... o cerquita de la ventana!) y todos esos ratos de luz extra que tenemos después de los días cortos de invierno son para mi invaluables y los adoro!
Durante el invierno me ocupo del jardín, pero en primavera llega el momento de meter las manos en la tierra, plantar flores, reponer canteros, ver los primeros brotes de mis amadas hortensias... y mucho más. 
Claramente hay mucho que hacer con las plantas en primavera, sea en jardín o en macetas, retirar hojas secas, fertilizar la tierra, guardar bulbos para el próximo invierno, resembrar el césped... todas actividades que relajan y entretienen. 
Adoro ponerme un buen sombrero de rafia para protegerme del sol, mis guantes y todo lo que complete el look de jardinera! 
Mis plantas preferidas para plantar en estos días son los Alissums, los planto en macetas y crecen maravillosos. También me encantan las prímulas blancas y todo tipo de margaritas. 
Este año nos quedamos en casa disfrutando de una merienda en el jardín con una jarra llena de "Agüita de Fresas" y algunos scones. (les dejo la receta) 
Les deseo una primavera repleta de luces brillantes y colores vibrantes, con esperanza por todo lo bueno que vendrá! Y a arreglar sus macetas!  
💗
Vir 










Scones con queso crema y frutos rojos

250g de harina
2 cucharaditas de polvo de hornear
45g de azúcar
¼ cucharadita de sal
60g de manteca fría cortada en cubitos
175cc de crema de leche
Huevo para pintar
Queso crema 
Frutos rojos a elección

Mezclar todos lo ingredientes secos.
Incorporar la manteca a la mezcla de harina desmenuzándola con la punta de los dedos, sin tocar demasiado para que no se funda. Debe verse como arena húmeda.
Incorporar la crema con ayuda de un tenedor, una vez integrada colocar la maza sobre la mesada 
enharinada y sin amasar demasiado unir hasta formar un bollo. 
Aplanar la masa hasta dejarla de 1 ½ cm de alto y cortar con corta pasta redondo chico.
Colocar sobre placa enharinada y enfriar en heladera durante 30 minutos.
Retirar y llevar a horno 180* por 12 a 15 minutos.
Retirar y dejar enfriar sobre rejilla.
Servir abiertos al medio con queso crema y frutos frescos.